La Esencia Cíclica de la Mujer

September 29, 2014

Imagen: Artista Gaia Orion

 

 

“Una mujer constituye un ciclo completo. Dentro de ella se halla el poder de crear, alimentar y transformar. Una mujer sabe que nada puede nacer sin la oscuridad y que nada puede florecer sin la luz”*

 

El conocimiento de nuestra esencia cíclica nos permite comprender la relación que existe entre el funcionamiento biológico, emocional  y mental de cada mujer y las consecuencias que tiene para su vida. 

 

Porqué a lo largo de cada mes hay un momento en  el que:

- me encuentro sumamente creativa e inspirada,

- tengo energía suficiente para llevar a cabo lo que me propongo,

- me siento capaz y segura de mi misma.

 

O bien:

- mis percepciones están orientadas negativamente,

- me siento cansada y apática, los conflictos interpersonales aumentan,

- no me encuentro a gusto conmigo misma: “hoy nada me queda bien”, “soy una inútil”.

 

 

Miranda Gray, autora del libro Luna Roja, profundiza en este aspecto, describiendo cuatro fases que tienden a repetirse mes a mes como expresión natural de nuestra condición femenina en relación con nuestro ciclo menstrual.

 

La semana posterior a la menstruación coincide con la fase de la mujer que la autora llama fase dinámica, caracterizada por un aumento de la energía física y la capacidad analítica, de planificación y concentración. Es un momento propicio para la inspiración, visualización de ideas y nuevos proyectos, impulso para realizar cambios y asumir responsabilidades.

 

La semana siguiente coincidiendo con la ovulación aumenta el nivel de sociabilidad y empatía, estamos en la fase expresiva, de gran vitalidad, caracterizada por una disposición al liderazgo y la acción. Es una oportunidad para mantener una rica vida social,  materializar las ideas y proyectos que anticipamos en la fase anterior y nutrirlos, resolver conflictos y tomar las riendas en aquellos asuntos que requieren nuestra participación.

 

Progresivamente disminuye la energía física dando inicio la fase pre-menstrual o fase creativa. Hay una alta conexión con nuestro inconsciente e intuición. Reconocemos aquello que no nos gusta y estamos pendientes de lo que no queremos en nuestra vida en resonancia con el potencial transformador de esta fase. Etapa oportuna para detectar posibles obstáculos y valorar dificultades con la finalidad de superarlas. Las discusiones con parejas, familiares y amigos se potencian ya que estamos más propensas a la crítica. El desafío aquí es lograr canalizarla en forma constructiva dandole dirección hacia cosas concretas en lugar de hacerlo hacia nosotras mismas o los demás.

 

Nos acercamos así, al final del ciclo, recibimos la llegada de la menstruación entrando en la fase reflexiva. Nos centramos en parar, evaluar y conectar con lo que realmente es importante para nosotras. Es un período reflexivo donde terminamos de soltar lo viejo abriéndonos a la renovación que nos ofrece esta etapa. La energía se dirige hacia el interior, el ritmo es lento. Es importante asumir pocas tareas en esta fase, tomar un tiempo para descansar, delegar, priorizar qué es lo que realmente no puede esperar y qué podemos resolver más adelante. Tal vez necesitemos hablar menos y pasar más tiempo solas, tomar incluso un breve retiro. 

 

Re-conocer cada una de estas fases nos ayuda a aceptarlas para no ir contra nuestra propia naturaleza ajustando las demandas externas a nuestras posibilidades. Sin embargo estamos acostumbradas a vivir en una sociedad donde estos ciclos habitualmente no son tenidos en cuenta y se nos enseña una “imagen estática” de la mujer, siempre dispuesta, sociable y activa.

 

En ocasiones intentamos responder a estas exigencias (a veces auto impuestas) sin conocer el momento interno en el que nos encontramos y los resultados que obtenemos nos decepcionan, creciendo la sensación de desánimo e insatisfacción personal. 

 

Es por ello que nuestro ciclo se convierte en una fuente de información para tomar decisiones más ajustadas a nuestro momento vital, ser más eficaces en nuestras acciones y  disfrutar de las relaciones siendo nosotras mismas. 

 

¿Te animas a observarte y descubrir como se manifiesta el ciclo en ti?

 

*Diane Mariechild. “El Poder de la Diosa”

 

Publicado en Revista Energía Vital. Nº5

www.revistaenergiavital.com

 

 

 

Please reload

 Posts Destacados

De los Errores Aprendo

November 13, 2019

1/10
Please reload

Archivo
Please reload

Siguenos en Facebook
  • Facebook Basic Square

                                                                                              

            +34 671 322 472 / leticiacayota@gmail.com / Madrid, España

 

Psicóloga Sanitaria según orden ministerial ECD/1070/2013. Nº Colegiada M 24118. Psicoterapeuta.

Todos los derechos reservados LETICIA CAYOTA DUFOUR 2013 I Política de privacidad I Aviso Legal

      

 

  • Facebook Social Icon